Atletas y Quiropractica

Usain_Bolt[1]La práctica de un deporte exige estar en las mejores condiciones posibles para que el cuerpo pueda funcionar a pleno rendimiento. Eso lo saben los deportistas de élite, y por esa razón, en los países donde la Quiropráctica está más desarrollada, los atletas de alto nivel y los equipos olímpicos suelen estar bajo cuidado quiropráctico.
El sistema nervioso controla el funcionamiento del organismo. El cuidado quiropráctico, al eliminar las subluxaciones (desplazamientos), facilita la comunicación entre el cerebro y el organismo para que la información fluya sin interferencias. Aplicado a la Quiropráctica deportiva, tiene como resultado la mejora y potencialización de los atletas, y la prevención de lesiones.
Además de las consecuencias que derivan de la práctica intensiva de su deporte, los atletas sufren a lo largo de su vida profesional un cierto número de lesiones. Aunque se hayan recuperado de sus síntomas y hayan podido reanudar la actividad deportiva, esos accidentes participan en el desarrollo de las subluxaciones, tanto a nivel vertebral como de las articulaciones de los miembros. Con el efecto acumulativo de esas lesiones, ese proceso se traduce en una disminución progresiva del rendimiento físico del deportista.
Los deportistas pueden encontrar en el cuidado quiropráctico la ayuda que necesitan para recuperarse rápidamente de las lesiones derivadas de una práctica de su deporte. Pero más importante todavía para el deportista es la capacidad que tiene el quiropráctico para intervenir, con total independencia de la presencia o no de síntomas particulares, optimizando el rendimiento del organismo.
La mejor preparación para una competición importante no reside sólo en actuar en el momento de la prueba, sino en integrar los ajustes quiroprácticos como parte de la rutina del cuidado físico del atleta.

Marc Bony,DC

Leave a Comment: